Defensoría del Pueblo de la Nación recomienda que se busque otro sitio para Cormecor

El grupo de vecinos Santa María Sin Basura, que se opone a la radicación de Cormecor en la zona de Villa Parque Santa Ana, al sur de la ciudad de Córdoba, difundió un documento por el cual la Defensoría del Pueblo de la Nación recomienda al Ministerio de Agua, Ambiente y Energía provincial dejar sin efecto el estudio de impacto ambiental y que se evalúen nuevas alternativas para instalar el complejo ambiental.

Lucila Taboada, jefa del área de Medio Ambiente de la Defensoría, aclaró que se trata de un documento no vinculante, al tiempo que remarcó que el accionar de la repartición está suspendido porque la radicación del complejo está judicializada

El informe técnico se envió a la Universidad Nacional de Córdoba, en el marco del pedido de intervención que realizó la Cámara Contencioso Administrativo de Primera Nominación en la causa de los amparos que mantienen paralizado el emprendimiento.

El estudio fue realizado por la ingeniera agrónoma Andrea Fizzotti, quien apunta contra los principales argumentos de Cormecor y la Secretaría de Ambiente para radicar el complejo ambiental en la zona sur de la ciudad.

El informe concluye que “La localización del proyecto no es adecuada, por la cercanía al municipio de Villa Parque Santa Ana, la dirección de los vientos predominantes, por los riesgos de afectación del agua subterránea que abastece a dicha localidad, los riesgos de impacto sobre el agua del Canal Los Molinos que provee a la ciudad de Córdoba y por el ordenamiento ambiental vigente”.

Luego agrega: “El diseño del proyecto no presenta suficientes previsiones para minimizar la generación de residuos, y además contempla un escaso porcentaje de tratamiento de residuos: al inicio del proyecto, se tratarían alrededor del 20 por ciento de lo generado, y al final del proyecto –en el año 2046- recién se alcanzaría un 70 por ciento, porcentaje igualmente bajo. Asimismo ese año la eficiencia de recuperación del 17 por ciento también se considera escasa”.

En tercer lugar, afirma: “El procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental presenta numerosas deficiencias, dadas principalmente por la falta de participación de los mayores afectados en la definición de la localización –los vecinos de Villa Parque Santa Ana-, por las inexactitudes de la información presentada en el Estudio de Impacto Ambiental y por la ausencia de evaluación de distintas alternativas de localización”.

“Estas deficiencias ponen de manifiesto que no se han cumplimentado debidamente las instancias del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental establecidas en la Ley General del Ambiente Nº 25.675”, señala Fizzotti.

Luego de las conclusiones, recomienda al Ministerio de Agua, Ambiente y Energía “dejar sin efecto la autorización del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto”, “evaluar nuevas alternativas para la localización de complejos ambientales para el tratamiento y disposición final” y “realizar una Evaluación Ambiental Estratégica de la política de gestión de residuos, con la participación de todos los actores involucrados”.

Podés descargar el documento completo en este link.

Fuente: www.lavoz.com.ar